En Aguas de Luna fabricamos compresas de tela ecológica lavables como una alternativa menstrual saludable con las que conectar con tu ciclo y generar menos residuos.

Los tres principios sobre los que nos basamos son:

1. El cuidado de la salud:
Nuestras compresas están fabricadas con materiales respetuosos y ecológicos, lo que garantiza su inocuidad ya que permite que tu piel transpire y no se generen malos olores.
Son suaves y cómodas, finas y bonitas, y con su uso sentimos que nos relacionamos de manera más amorosa con nuestro cuerpo de mujer y sus ciclos.

2. El respeto por el medio que habitamos:
Al ser reutilizables y locales ahorramos toneladas de residuos no biodegradables y el coste energético es menor. Además contribuimos al fomento de la agricultura ecológica, evitando así el uso de pesticidas y demás fitosanitarios que envenenan la tierra, las aguas y a sus habitantes.

3. El ahorro económico:
Por ser reutilizables y estar fabricadas con materiales de calidad puedes disfrutar de nuestras compresas durante años, con el ahorro para el bolsillo que esto supone.